Renace de las cenizas: Claves para Superar una Ruptura o Separación

La vida está llena de capítulos, y a veces, cerrar uno para abrir otro puede ser doloroso, especialmente cuando se trata de una separación o ruptura amorosa. Si eres una mujer que se encuentra desconectada de su amor propio, este proceso puede ser aún más desafiante. Sin embargo, recuerda que cada despedida es una oportunidad para un nuevo comienzo. Aquí te presentamos algunas claves para superar una separación y redescubrir tu amor propio:

Claves para superar la separación de pareja

Realiza el duelo

Permitirte sentir el dolor es el primer paso para la curación. No tengas miedo de experimentar todas las emociones que vienen con una ruptura. Llora si es necesario, grita si lo deseas. Reconoce que el duelo es parte del proceso y una señal de que estás permitiéndote sanar.

No intentes tapar la tristeza con diversión, adicciones u otras personas. 

Se dice que “un clavo saca otro clavo” pero en realidad lo que hace es “hundir más el clavo”, generándonos una herida emocional, y el dolor guardado y escondido repercutirá en tu vida tarde o temprano.

Llora para cerrar el ciclo

Las lágrimas no son signo de debilidad, sino de fuerza. Llorar es liberador y te ayuda a dejar ir las emociones acumuladas. No reprimas tus lágrimas; en cambio, abrázalas como parte de tu proceso de curación.

Permítete estar triste y llorar. Incluso genera el espacio para ello, por ejemplo viendo una película romántica. 

La tristeza está asociada a la perdida, por lo que llorar nos ayuda a soltar el dolor,  asimilar la perdida y cerrar el ciclo de la relación.

Aprende de la experiencia

Cada relación lleva consigo lecciones valiosas. Reflexiona sobre lo que has aprendido de esta experiencia. Identifica patrones que puedas querer cambiar en futuras relaciones y utiliza este conocimiento para tu crecimiento personal.

Puedes pararte como victima de la relación y buscar culpables o puede elegir aprender de la relación. Entiende que las relaciones cumplen un propósito y ciclo y siempre nos traen un aprendizaje. Observa que hiciste o no hiciste, dijiste o no dijiste, permitiste o no permitiste en la relación, para aprender y hacer distinto en la próxima.

Trabaja tu autoestima y amor propio

La base de cualquier relación saludable es el amor propio. Dedica tiempo a descubrir lo que te hace única y valiosa. Rodéate de personas que te apoyen y te impulsen a crecer. Recuerda que mereces amor y respeto, tanto de los demás como de ti misma.

No tomes la ruptura como algo personal. Aprovecha el momento del duelo para ver como está siendo tu relación con vos misma. Si no estás conectada con tu amor propio: reconecta. Por en el foco en realizar aquellas actividades que querías hacer y dejaste de lado. Aprovecha para autoconocerte.

Masterclass Amor Propio GRATIS

Date tiempo

La curación no tiene una línea de tiempo fija. Date el tiempo que necesitas para sanar. No te apresures en buscar otra relación como una vía de escape. Enfócate en reconstruirte a ti misma antes de embarcarte en una nueva historia de amor.

Entiende que solo el tiempo curara tus heridas y la cerrara. Cada día pensaras y dolerá un poco menos, hasta que un día te darás cuenta que lo has sanado.

Corta el vinculo

Elimina todo contacto con tu expareja, al menos por un tiempo. Este paso es esencial para que puedas centrarte en tu propio bienestar emocional y evitar recaídas en viejos hábitos. Desconéctate en las redes sociales y establece límites claros.

No lo busques para tener relaciones y no aceptes que te busque para eso. El aceptarlo, hará que no cierres el ciclo, que sostengas expectativas en que la otra persona cambie de opinión, te terminaras sintiendo usada y no te harás valorar. Aunque vos también quieras, el aceptar o el generarlo solo te lastima a vos.

Entiende que muchas personas, aunque te busquen sexualmente, si tomaron la decisión de finalizar la relación no cambiaran de opinión, e incluso es una manera de “despedirse” y cerrar su ciclo.

Cuida y protege tu bienestar

Invierte tiempo en actividades que te hagan feliz y te ayuden a recargar energías. Prioriza tu bienestar físico y emocional. Esto puede incluir ejercicio, meditación, o simplemente disfrutar de momentos de tranquilidad.

Si hablar con tu ex te trae ansiedad, expectativas y dolor, rompe el contacto. Si tienes hijos intenta el mínimo contacto.

Elimínalo de las redes sociales, bloquea para ver sus estados o si se encuentra en línea. No intentes quedar como buenos amigos, especialmente si estás dolida y haciendo el duelo. Si la otra persona sigue contactándote, pídele que no lo haga más. 

Esto no quiere decir que la relación quedará “mal”, sino que estás cuidándote para cerrar el ciclo.

No repitas los patrones

Reflexiona sobre los patrones que contribuyeron a la ruptura. Si hay comportamientos que necesitas cambiar, trabaja en ellos. La autoconciencia es clave para evitar relaciones tóxicas en el futuro.

Si empiezas una nueva relación, pon el foco en que es una persona nueva y distinta. No actúes desde el miedo a que se repita lo anterior porque acabaras generándolo. Si aprendiste de la relación pasada, implementa lo aprendido.

¿Te gustaría ayuda en tu proceso de crecimiento personal y/o profesional?

Aprovecha los cursos y programas individuales para desarrollar tu amor propio, ir por tu mejor versión y lograr tus objetivos.