La Procrastinación y el amor propio

Emprende sobre qué es la procrastinación, cuando ocurre y como dejar de hacerlo.

¿Qué es la procrastinación y cuál es su significado?

La procrastinación (del latín procrastinare: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro), significa la postergación o posposición de la acción o hábito para retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes.

¿Cuáles son los precios y consecuencias de procrastinar?

Cuando decimos que vamos a hacer algo y no lo hacemos, nos impacta negativamente en la relación con nosotros mismos, afectando:

  • El valor de nuestra palabra.
  • Nuestra identidad pública (como las personas nos ven).
  • Nuestra identidad privada (como nosotros nos vemos).

Por todo esto es que nuestro amor propio se ve afectado, dejamos de creer y confiar en nosotros mismos y perdemos nuestro poder personal. 

¿Cuáles son las causas de la procrastinación?

Esta es una pregunta que precisas responderte a ti mismo con honestidad.

Creo que detrás de este hacer hay ciertas creencias limitantes y cuentos que nos contamos sobre nosotros mismos que queremos sostener.

Por ejemplo, si nosotros pensamos que no podemos, al procrastinar lo que hacemos es alimentarlo, generando un círculo vicioso: NO HAGO – NO PUEDO / NO PUEDO – NO HAGO.

Al no hacer confirmo mi cuento de no poder, como vimos antes, se afecta nuestro poder personal y nos hacemos cada vez más chiquitos, procrastinando más y más.

Creo que la principal causa es la falta de amor propio. Cuando no nos amamos, nos auto-boicoteamos. 

Masterclass Amor Propio GRATIS

5 tipos de procrastinadores

Perfeccionista
Dedica demasiado tiempo a los detalles por lo que no aprovecha la gestión del tiempo o lo posterga hasta último momento, generando mayores equivocaciones.

Impostor
Por falta de autoconfianza evita realizar las actividades para no exponerse. Suele suceder cuando se rodea de personas perfeccionista o que nunca les alcanza para lograr los resultados.

Miedoso
Cuando no le gusta lo que precisa realizar o se estresa, le cuesta motivarse para hacer.

Abrumado
Cuando hay mucho que realizar y no se sabe por dónde comenzar, termina abrumándose y no efectuando nada. 

Afortunado
procrastina a propósito porque saber que bajo presión realiza las actividades cumpliendo con todo.

¿Qué debo hacer para evitar y dejar de procrastinar? ¿Cómo cambiar la conducta?

La forma que puedes hacerte cargo es empezando a hacer distinto.

Algunos tips y recomendaciones:

  • Si quieres lograr un objetivo, no te abrumes con acciones que te requieran verlo como pesado e inalcanzables. Hará que te des por vencido antes de realizarlo.
  • Establece pequeñas acciones que te permitan acercarte a tu objetivo paso a paso. Estas precisan ser claras y detalladas, respondiendo: ¿Que harás? ¿Cuando? ¿Cómo?
  • Cuando realices una acción reconócete por ello.
    Quizás te puede asistir realizar una lista de acciones e ir tachandolas a medida que las cumplas.
  • Te recomiendo que no establezcas más de tres acciones por día. Es mejor cumplir con aquello que te propusiste y hacer adicionales, que dejar sin hacer aquello que te propusiste.

Al comprometerte cumpliendo estas pequeñas acciones y reconociendolas, tendrás evidencia de que SI PUEDES.

Si lo sostienes en el tiempo, no solo dejaras de procrastinar, sino que además conectaras con tu poder personal y tu amor propio.

¿Te gustaría ayuda en tu proceso de crecimiento personal y/o profesional?

Aprovecha los cursos y programas individuales para desarrollar tu amor propio, ir por tu mejor versión y lograr tus objetivos.